Ollantaytambo, la Ciudad Inca Viviente en el Valle Sagrado de los Incas

Ollantaytambo, la Ciudad Inca Viviente en el Valle Sagrado de los Incas – Travel Agency

El Parque Arqueológico inca de Ollantaytambo forma parte del Valle Sagrado de los Incas. Tiene 34 mil 800 hectáreas de terreno y se divide en dos sectores: el Qosqo Ayllu y Araqama Ayllu. Este centro arqueológico destaca no solo por sus monolíticas construcciones en piedra, sino por conservar el antiguo trazo inca.

El Parque Arqueológico de Ollantaytambo es un complejo que integra un pueblo y monolíticas construcciones de factura inca en 34 mil 800 hectáreas de terreno, el cual está ubicado en la provincia de Urubamba, en la región Cusco, y forma parte de nuestro Valle Sagrado de los Incas, según refiere la arqueóloga Arminda Gibaja Oviedo.

Este se divide en dos sectores importantes: el Qosqo Ayllu, o el pueblo habitado actualmente por lugareños, inmigrantes y extranjeros; y el Araqama Ayllu, donde se encuentra la fortaleza propiamente dicha con edificaciones importantes de la civilización de un Tahuantinsuyo en el valle sagrado.

Qosqo Ayllu – Valle sagrado:

Concita especial atención de estudiosos, la antigua configuración urbanística inca que conserva hasta la fecha este pueblo, especialmente en el sector denominado como Qosqo Ayllu. Aquí, cuando uno visita pareciera que el tiempo se hubiera detenido porque uno encuentra las típicas “canchas”, espacios abiertos a modo de patios, donde antiguamente las familias realizaban labores de textilería en el imperio inca por el valle sagrado.

En el denominado Qosqo Ayllu también se puede ver callecitas de piedra longitudinales y transversales, canales de agua y muros silenciosos que al mirarlos te invitan a descubrir los pasos de una admirada cultura que dominó las obras hidráulicas, la ingeniería y la arquitectura de manera tan diestra – travel agency.

En su planificación se observa la distribución de sus espacios para las diferentes funciones que debían desempeñar un complejo arquitectónico, entre los que destacan las áreas urbanas, con todos sus servicios como calles, plazas, sitios religiosos, distribución de líquido elemento a través de fuentes ornamentales, canales, reservorios, murallas; además de sus centros agrícolas, depósitos, cementerios, canteras y otros. Por esta razón, el pueblo de Ollantaytambo, es considerada en el Peru y el mundo “Ciudad Inca Viviente” – Qori Inka travel.

César Barrios, poblador de su distrito de Ollantaytambo, nos comenta que “cuando uno sube a la fortaleza y mira con mucho detenimiento el pueblo, se configura una mazorca de maíz por esto se dice que el pueblo habría sido construido en su homenaje. Además se indica que este lugar fue un templo de adoración al agua” en el valle sagrado.

Araqama Ayllu – Valle sagrado:

El otro conjunto urbano es el de Araqama Ayllu que se ubica al sur oeste del mismo pueblo. El ingreso a la fortaleza propiamente dicha se realiza por una puerta de nombre Punkupunku, hecha de roca y doble jamba imperial. Ahí se encontraba un sector ceremonial que estaba dedicado al culto de “Unu” o el “Agua”, por eso en este centro arqueológico se encuentran una serie de fuentes. La que más destaca es el Baño de la Ñusta, una impresionante fuente labrada en una sola pieza de granito – Travel Peru.

Aqui también se encuentra el Templo del Sol, compuesta por seis rocas gigantescas, el mismo que estaba en proceso de construcción a la llegada de los primeros españoles en 1534, según sus historiadores.

La Intihuatana de Ollantaytambo es una especie de reloj solar que está situado encima del Templo del Sol, casi al borde del precipicio, y fue utilizado como observatorio astronómico, pues es un eje alrededor del cual el sol fija sus posiciones durante el transcurso del año para así proceder con su agricultura – Travel cusco.

Complementan el parque arqueológico, las terrazas agrícolas dispuestas en distintas cotas y articuladas con caminos,
senderos, un complejo sistema hidráulico, así como los depósitos o Qolqas en el cerro Pinkuyllo – Travel Valle Sagrado.

Este importante centro político administrativo, religioso y de control fue edificado aprovechado con la presencia de dos importantes ríos, como el Vilcanota y el Patacancha, los mismos que se constituyeron importantes fuentes de acopio hídrico.

A toda esta importante evidencia prehispánica se le debe añadir la ocupación de Transición o Neo Inca (1532 a 1570) a lo que se le llama la arquitectura de Manco Inca, hijo de Huayna Cápac, y quien desde Ollantaytambo y con el objetivo de querer recuperar el trono imperial hizo retroceder al grupo dirigido por Hernando Pizarro, ganando en la batalla – Travel Lima.

Arminda Gibaja indica que Ollantaytambo no solo se constituye en un lugar atractivo para el turismo, sino que es un pueblo ancestral vivo, donde uno no solo puede observar las diversas manifestaciones culturales, sino a las herederas de un arte textil con iconografía inca, ellas se encuentran aún en las comunidades de Patacancha, Huilloq y Qelqanqa – Travel montaña de colores.

La historiadora nos invita a conocerlas y a la vez visitar el Parque Arqueológico de Ollantayyambo con el fin de seguir descifrando sus misterios – Qori Inka travel agency.

Tours al Centro Textíl:

Iniciamos nuestra excursión rumbo al Valle Sagrado de los Incas. Nuestra primera parada será en un Centro Textil. En este lugar apreciaremos una demostración de un arte textíl en su expresión más natural y a los animales oriundos del Peru maravilloso, algunos de ellos en peligro de extinción.

tours al Complejo Arqueológico y Mercado de Pisac:

Seguidamente nos dirigiremos al Complejo Arqueológico de Pisac, visitaremos la parte baja del complejo, donde se ubica la zona agrícola y el cementerio prehispánico (considerado el más grande de América). Seguidamente visitaremos el mercado artesanal y continuaremos nuestro recorrido rumbo al Valle de Urubamba, donde disfrutaremos de un delicioso almuerzo buffet por el valle sagrado con Qori inka travel. 

tours a la Fortaleza de Ollantaytambo:

Posteriormente nos dirigiremos hacia el pueblo de Ollantaytambo. Visitaremos el Complejo Arqueológico que en la época de la conquista sirvió como fuerte de Manco Inca, líder de la resistencia en el imperio inca.

Tours a Chinchero:

De regreso a la ciudad del Cusco visitaremos el pueblo de Chinchero, famoso por sus artesanias y textiles incas elaborados a mano. 

Como se inicio conocer el Valle sagrado de los incas?

Este estudio analiza el paisaje cultural del Valle Sagrado de los Incas y los cambios materiales e inmateriales ocurridos desde la llegada del turismo a gran escala durante la década de 1960. Este valle es una de las rutas turísticas más visitadas en el Peru debido a su belleza natural y los diferentes sitios arqueológicos de la cultura Inca que posee, entre ellas: Pisac. A pesar de tener estos recursos, por muchos siglos las principales fuentes económicas fueron la agricultura y la ganadería.

Es a partir de la segunda mitad de nuestro siglo XX cuando el turismo empieza a aumentar de manera significativa permitiendo el desarrollo de una economía de servicios turisticos por el valle sagrado. Es así que las ciudades y pueblos a lo largo del Valle Sagrado se convierten en centros receptores de turistas nacionales e internacionales. La ciudad de Pisac es un buen ejemplo en la descripción de la transformación de un paisaje al encontrarse localizada en la entrada sur del valle desde la ciudad de Cusco tradicional.

Además, su mercado artesanal, conocido por la diversidad de productos, y sus imponentes ruinas arqueológicas en la parte alta, han hecho de Pisac un lugar turístico distinguido a nivel mundial. El paisaje cultural es un espacio moldeado por grupos culturales a través del tiempo, cambiando de un paisaje natural a uno cultural. Son grupos culturales mantienen una estrecha relación con el paisaje ya que su cultura constantemente lo transforma. Así, el concepto de paisaje cultural engloba dos aspectos. Por un lado, un componente material y por otro, un componente ideológico, ya que cada persona percibe el paisaje de diferente manera. 

Para la investigación se examinan las diferentes transformaciones por las que el paisaje material de Pisac ha pasado y los aspectos físicos de la ciudad como las fachadas de las edificaciones actuales. Por otro lado, en términos del paisaje ideológico, se estudia la percepción de sus habitantes y sus discursos que estos tienen, para entender como el paisaje valida la ideología y la identidad cultural local. En ambas dimensiones de un paisaje cultural, se busca encontrar los efectos de la actividad turística. Para realizar la investigación se buscaron textos históricos, geográficos, investigaciones, mapas y otros documentos. Además, se realizaron salidas de campo a la ciudad en donde se analizo el paisaje material y se entrevistó a sus habitantes y autoridades locales.

El Valle Sagrado de los Incas se encuentra a 30 km de la ciudad de Cusco y se extiende de sureste a noreste desde la ciudad de Pisac (2970 m) hasta el pueblo de Ollantaytambo (2792 m.). Este valle es parte de la cuenca del río Vilcanota que va desde la región natural de la puna, dónde se encuentran las ciudades de Sicuani (3531 m) y Urcos (3120 m), hasta hasta el bosque tropical, dónde se encuentran las ciudades de Machupicchu (2430 m.) y Quillabamba (1050 m travel agency). 

La sección del valle estudiada es donde se encuentra el mayor número de parques arqueológicos, que demuestran la importante presencia de los Incas, siendo considerada como el corazón de esta cultura. Entre los vestigios históricos se tienen terrazas, fortalezas y ciudadelas que reflejan la gran humanización del paisaje en el pasado y que actualmente son el atractivo principal por el que la economía de servicios se desarrolla (Gade 1975: 4-20 travel agency).

En términos físicos, el Valle Sagrado se caracteriza por tener forma de U debido a la constante erosión de las aguas del río Vilcanota y las lluvias. A diferencia de los valles en V, la erosión en este valle ha sido más fuerte y en un área más extensa, formando un valle más ancho. Aun así, las laderas de las montañas que flanquean al río tienden a ser empinadas mientras que el fondo de valle es plano. En términos ecológicos, tiene una vegetación compleja que varía en los diferentes pisos altitudinales en el que se encuentra el valle. Los pueblos y ciudades, se encuentran en el fondo del valle, donde no hay pendientes pronunciadas. Entre estos se encuentran, de sureste a noroeste: Pisac, Qoya, Lamay, Calca, Yucay, Huarán, Urubamba y Ollantaytambo, caracterizados por ser centros de comercio y enlaces de la carretera. Simultáneamente, por ser un área todavía dedicada a la agricultura y a la ganadería, existen centros poblados y caseríos de menor tamaño a lo largo del valle. Se profundizará sobre los componentes físicos y humanos en la descripción del área de estudio tratada en el capítulo cinco.

La ciudad de Pisac, como todos los pueblos del valle, fue el resultado de las medidas de las reducciones Toledanas durante la colonia. Para el año 2010 tenía 3,784 habitantes (Municipalidad de Pisac 2010), y debido a su cercanía a la ciudad del Cusco y al encontrarse dentro de este visitado valle, Písac es parte del circuito turístico de la región Cusco. La ciudad ha pasado de ser un lugar donde su población se dedicaba principalmente al trabajo de la tierra, para convertirse centro de comercio de productos de los pueblos vecinos y desde los 1960s es una de las atracciones turísticas más importantes de la región. Esto se debe a su centro arqueológico, su feria artesanal y su pueblo de estilo colonial. Precisamente, el turismo se ha vuelto tan importante que gran parte de los habitantes de la zona se están desplazando hacia el sector terciario de la economía, particularmente hacia servicios hoteleros, gastronómicos, servicios turísticos, entre otros (Simon 2006: 105).